Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo (Lucas 1,26-38)



Esterilidad vencida

Hoy el arcángel Gabriel le anuncia a la Virgen María que va ser la Madre de Dios. La fiesta del Nacimiento de Jesús se acerca, las contracciones en nuestra vida nos alertan la gran revelación del verdadero rostro de Dios. Este acontecimiento de amor revoluciona nuestra historia aunque ya se encuentran modelos en el Antiguo Testamento.

Suena la palabra “esterilidad” y uno se remonta a la soledad, a sentirse castigado por Dios, a la no realización total en la vida, a la sequedad interior, a no dar fruto, a existir pero no vivir, a egoísmo, a mediocridad,… A planificación familiar con sentido de destrucción.
No sólo es el prejuicio de la gente, es cómo se siente la persona, cómo  la ven los que promueven la esterilidad. Sin embargo, en el Antiguo Testamento existen anuncios de Dios por medio de un ángel que superan la esterilidad y se convierten en una promesa victoriosa.
Por ejemplo, el anuncio del ángel a la esposa de Manoa para vencer la esterilidad. Sara la esposa de Abraham, no puede tener hijos pero por intervención divina da a luz a Isaac. Ana, estéril, por intervención de Dios da a luz a Samuel.  Isabel, mamá de Juan Bautista, proclama la grandeza del Señor sobre toda esterilidad.

Pero la esterilidad no deja de superarse sin la frase típica: “El Señor está contigo”. Es decir, quien a Dios tiene nada le falta, si Dios está de nuestra parte quién podrá destruirnos, Dios es mi todo. “No temas”, comienza el proyecto, enfrenta el combate, los momentos duros son superables, la soledad no existe, el sin sentido es una ficción, el fracaso es de los utilitaristas no de los que aman.
En el libro de los jueces se destaca “el Señor está contigo”, Jedeón, valiente guerrero. Se da fuerza y esperanza en la batalla. Jeremías anuncia también que “el Señor va estar con nosotros”. El Señor estaba cerca a José, hijo de Jacob, bajó al pozo con él. El Señor está en la humillación de Ana, mamá de Samuel. Dios no es indiferente, le quita la vergüenza a Isabel.
 Hoy, en la virgen María el ángel le muestra que supera toda esterilidad, el Señor está con ella. La fecundidad es parte de la plenitud y la victoria sobre el mal. Dios está por nacer, las contracciones alertan al cuidado, a la vigilancia, a la esperanza. En la Anunciación a la Virgen María se unen el gozo de la fecundidad y la alegría de la victoria cierta.
Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo (Lucas 1,26-38) Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo (Lucas 1,26-38) Reviewed by luciérnaga on 7:46 Rating: 5

No hay comentarios

About