Domingo XVI del tiempo ordinario

Ciclo C (Lucas 10, 38-42)
18 de julio de 2010

"Solo una cosa es necesaria"


Cada día quieren medir lo que hacemos por los resultados, es difícil contentar o ver logrados los objetivos salvo cuando se trata de algo que se mide científicamente, por ejemplo: una filetera que cumplió su tarea de filetear 50 kilos, o un pescador que llenó su bodega con las toneladas permitidas. Para muchos puede ser “lo único necesario”.

Sin embargo, si cada día vemos así los resultados, las personas son tratadas como máquinas. Si todo el día y los días pasan con trabajo, trabajo, trabajo,… terminarás estresado. Por eso es necesario darle tiempo a vivir, a los sentimientos de afecto con los seres más cercanos. El trabajo y el descanso, las ocupaciones y los momentos de ocio van integrándose y fortaleciendo las emociones, sentimientos y proyectos.

Como no todo es trabajo, entonces pongamos un ejemplo de viajero o viajeros.

Cuando vamos de viaje queremos quedarnos junto a los amigos, de paso nos ahorramos el hospedaje y fortalecemos los lazos de amistad. Los amigos procuran ofrecernos lo mejor, escuchan, preguntan, celebran. Sobre todo, el interés se pone en el visitante que es atendido y se siente escuchado; las buenas noticias, los recuerdos y su misma presencia hace que el hogar ya sea distinto; que Dios pase por nuestra casa de seguro la hace distinta y aún más si pasa por nuestra vida.

En estos actos de amistad nadie se guarda para sí la bondad, se la comunica. El amor no sólo se dice sino que también se actúa, el amor inoperativo es egoísta; sin la fe o sin las obras el evangelio termina siendo una ideología y, por tanto, excluyente. Para saber qué quiere, piensa y siente el visitante es fundamental escucharlo y también atenderlo, acogerlo; se ve mal pedirle que espere porque estás ocupado.

Finalmente, escuchar al visitante es lo único necesario para poder darle una respuesta operativa e ir al fondo, para distinguir entre lo necesario y lo útil, entre o esencial y lo accidental. El visitante se ha dado un tiempo para nosotros, nos quiere amigos, con espíritu de Dios y espíritu de servicio, es una equivocación servir sin Dios.


VER: http://www.youtube.com/watch?v=vP55ZRLyU2o
Domingo XVI del tiempo ordinario Domingo XVI del tiempo ordinario Reviewed by luciérnaga on 0:05 Rating: 5

No hay comentarios

About