Regla de oro, Los modelos se copian pero nunca con un “corta” y “pega”

Un padre se enojo con su hija porque la profesora le daba sus quejas: “¿Eres tan tonta de dejarte atrapar copiando? El padre estaba más preocupado porque atraparon a su hija y no tanto por el problema real de aprendizaje.

Es un caso modelo para decir que hay un problema ético y la dificultad de saber distinguir el bien del mal. El mismo Aristóteles reconocía que a la palabra “bien” se la ha identificado con el placer, con la utilidad, con la ausencia del dolor físico y perturbaciones anímicas. Por ejemplo podemos hablar del buen policía, del maestro bueno, del buen tiempo, del buen político, de la buena música y del “buen copiador (copión/a)”.

Para quienes ejercemos la misión de docentes nos llena de alegría ver un buen estudiante y luego un profesional de calidad. Pero también nos entristece comprobar en el buscador que un estudiante ha copiado textos completos de alguna página web y se atribuye su autoría, además sin entender lo escrito.

El castigo por unanimidad es “cero”. Es la nota para todos los que plagian o copian las ideas o las producciones literarias de otros. Pero el cero no es tan grave como las consecuencias que tiene este “mal” hábito en la calidad profesional. Los derechos de autor ya están legislados. Miren lo que sucede con algunos planes de gobiernos locales y sabrán lo que nos espera en los próximos años.

En el proceso de aprendizaje no debe haber síntomas de pereza mental porque impide procesar información y sistematizarla adecuadamente. Las tesis podrían ser un buen semillero de investigación. No es suficiente formar una colcha con retazos de otras telas, el aprendizaje real brilla en el punto con el que se teje.

Un escrito auténtico tiene propiedad y lleva impreso el carácter de su creador, sus emociones, sus dudas, incluso sus equivocaciones. El sello personal de una investigación es digno y merece respeto. Por eso hay normas exigentes en la metodología de la investigación científica.

La improvisación y el plagio te sacan del apuro pero te indisponen y te dan inseguridad. Es seguro que la incapacidad creativa no es igual a “criollada”, en los estudiantes y en todo profesional se debe evitar la sombra de la mediocridad, ésta no es una buena modelo, es un mal presagio profesional.
Reviewed by luciérnaga on 12:11 Rating: 5

No hay comentarios

About