La familia y la patria

Una palabrita:

Después de una semana de nerviosismos las esperanzas no se deben perder en el ámbito religioso y político.
En el documento preparatorio de la Asamblea General Extraordinaria del sínodo de Obispos que se celebrará en octubre del 2014 se está planteando 8 preguntas: referidas a:
Ø Sobre la difusión de la Sagrada Escritura y del Magisterio de la Iglesia sobre la familia
Ø Sobre el matrimonio de acuerdo con la ley natural:
Ø La pastoral de la familia en el contexto de la evangelización:
Sobre las uniones de personas del mismo sexo:
Ø Sobre la educación de los hijos en el seno de situaciones matrimoniales irregulares:
Ø Sobre la apertura de los esposos a la vida:
Sobre la relación entre la familia y la persona:
En esta batería de preguntas el tema fuerte es el de la familia. La familia debería llenar tabloides y titulares de los medios de comunicación. Sin embargo, como nos gusta lo controvertido, se voltea la noticia por el tema que está todavía en la ventana de nuestra política nacional: la unión de personas del mismo sexo. Hay que tener claro, el tema no es una novedad, ya se plantea en documentos anteriores sobre la vida y la familia, la gran novedad del sínodo estará el tratamiento pastoral que la iglesia debe tener a los temas relacionados con la familia. El tema no lo podemos negar, igual la iglesia tampoco podrá ir contra sus bases doctrinales.
En el campo político tenemos el mar movido, viene la tempestad política, sin escepcion ni compasión: desde el caso Toledo y Ecoteva, los Narcoindultos y Alan García, Alberto Fujimori y las redes sociales porque al indulto y al arresto domiciliario ya vinagraron la olla de pandora.  El nombramiento de la Dra. Marta Chávez como coordinadora del grupo de Trabajo de Derechos Humanos ha provocado agrias críticas que debilita cada vez más al paupérrimo espejo del Congreso de la república. Este remesón político sirve sólo para ver que los liderazgos políticos van tras de sus propios objetivos, paradójicamente no les favorecerán a los actores sino a los que miran de lejos y atacan con las armas más conocidas: respirar por la herida, pues inoportuna palabra “histeria” el ex Premier la dirigió a la oposición pero la manipulación del reciente monopolio de la prensa escrita la generalizó y nos implicó en sus intereses politiqueros y empresariales obviamente.
Esta semana la iniciamos vigilantes, no perdamos la esperanza, estemos atentos a encontrar la novedad en la casa vieja. Esa caja vieja de la PCM, con actores poco exitosos, sus gabinetes (200 para la historia) siguen siendo casi los mismos y sus canales no dejan fluir el caudal político. La dupla gobernante necesitan como el ex Premier Jimenez también una cura de sueño para replantear cómo oxigenar políticamente lo poco que queda del quinqueño.
Las esperanzas deben ser firmes, el gabinete es controvertido, así que de todas maneras estaremos mejor. Tenemos ya un nuevo Primer Ministro Cesar Villanueva quien ya esbozó los temas urgentes para nuestro país: la seguridad ciudadana y la educación. Esperamos novedades en la agenda y en el equipo.

Finalmente necesitamos acercarnos a conocer la Doctrina Social de la Iglesia sobre la familia y sus temas, necesitamos mirar la política y saber la orientación de sus vientos para no dejarnos sorprender.
La familia y la patria La familia y la patria Reviewed by luciérnaga on 1:09 Rating: 5

No hay comentarios

About