Ciego de nacimiento es sanado por Jesús



Domingo IV de Cuaresma – Ciclo A (Juan 9, 1-41) 30 de mazo de 2014

Maestro, ¿por qué nació ciego este hombre?”



¿Por qué Señor a un pueblo bueno le sucede cosas malas? Ancash está conmovido y expresa su cansancio frente a la criminalidad política y la corrupción. El asesinato de un ex ‘cómplice’ que llegó a ser Concejero Regional y luego radical opositor ha provocado reacciones firmes en los líderes sociales y en el pueblo. Hoy, los discursos sólidos han hecho temblar a la “bestia de Ancash” junto a sus ayayeros de todos los estamentos. La firmeza del clamor popular ha despertado a la justicia, incluso el propio Presidente Ollanta Humala ha manifestado que los crímenes en Ancash no quedarán impunes. La formación de una comisión especial y el envío de policías con patrulleros inteligentes han dado esperanza y nuevos aires a la justicia. Pese a todos estos gestos, el agnosticismo nos invade.

La hija del asesinado Nolasco, Fiorella, ha mostrado un liderazgo y valentía en un momento en que la dignidad no se puede perder. Sus palabras firmes han provocado titulares e investigaciones en los medios de comunicación que daban amplias entrevistas- publirreportajes- al Presidente Regional de Ancash, sorprendidos, ya se subieron al carro de los luchadores por la verdad y la justicia.


¡Qué bueno! Cuando la verdad comienza a brillar muchos se limpian las gafas y miran el horizonte de la corrupción que, investigada a conciencia, caerá como un cable de alta tensión para quemar a muchos de la telaraña. El Presidente Regional (desde el 2006), hoy con las cuentas embargadas y sometido a una investigación, clama inocencia y dice ser el primer interesado en averiguar la casualidad o la coincidencia de la llamada “lista negra de Ancash”: autoridades políticas, fiscales, periodistas y otros.

De este avatar, clamor popular, marchas por la vida y la paz se puede destacar la firmeza de los líderes y del pueblo ancashino que han cerrado filas a la corrupción. Sus testimonios firmes no se apagan con las amenazas, la verdad causa pataletas, pero sale a la luz. Se parece a la historia del ciego de nacimiento, más allá de explicar – erróneamente- que el pecado causa la ceguera, experimenta las consecuencias: ve, la luz, la verdad,… Causa problemas cuando sale a la luz.

Es destacable, en el ciego de nacimiento, la firmeza con la que combate a los fariseos, mal intencionados y ciegos defensores de sus intereses. El ciego razona que alguien malo no le puede hacer ver y, por tanto, es un profeta. Los fariseos acuden a los familiares del ciego pero ellos sacan cuerpo diciendo que ya es adulto y que da razones de sus actos, es decir ya ve y puede decir la verdad. El ciego, ve las malas intenciones, sigue firme; comienza a ver la fortaleza de la fe en quien le ha sanado. Los fariseos le juzgan, le marginan, le presionan con la familia, le difaman, le encaran sus defectos y lo expulsan. Jesús, se acerca, le unta, le saluda, le envía, le sana y vuelve a su encuentro para confirmar que él es Jesús, y el ciego respondió: “Creo, Señor” y se postró ante él.

Es decir, no  podemos ver la justicia al margen de Dios, Jesús sale al encuentro, aunque pareciera que no nos hace caso, tarde, pero llega.



Lectura del santo evangelio según san Juan 9,1.6-9.13-17.34-38:
En aquel tiempo, al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento. Y escupió en tierra, hizo barro con la saliva, se lo untó en los ojos al ciego y le dijo: «Ve a lavarte a la piscina de Siloé (que significa Enviado).»

Él fue, se lavó, y volvió con vista. Y los vecinos y los que antes solían verlo pedir limosna preguntaban: «¿No es ése el que se sentaba a pedir?»
Unos decían: «El mismo.»
Otros decían: «No es él, pero se le parece.»
Él respondía: «Soy yo.»
Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego. Era sábado el día que Jesús hizo barro y le abrió los ojos. También los fariseos le preguntaban cómo había adquirido la vista.
Él les contestó: «Me puso barro en los ojos, me lavé, y veo.»
Algunos de los fariseos comentaban: «Este hombre no viene de Dios, porque no guarda el sábado.»
Otros replicaban: « ¿Cómo puede un pecador hacer semejantes signos?»
Y estaban divididos. Y volvieron a preguntarle al ciego: «Y tú, ¿qué dices del que te ha abierto los ojos?»
Él contestó: «Que es un profeta.»
Le replicaron: «Empecatado naciste tú de pies a cabeza, ¿y nos vas a dar lecciones a nosotros?»
Y lo expulsaron.
Oyó Jesús que lo habían expulsado, lo encontró y le dijo: « ¿Crees tú en el Hijo del hombre?»
Él contestó: « ¿Y quién es, Señor, para que crea en él?»
Jesús le dijo: «Lo estás viendo: el que te está hablando, ése es.»
Él dijo: «Creo, Señor.» Y se postró ante él
 

Ciego de nacimiento es sanado por Jesús Ciego de nacimiento es sanado por Jesús Reviewed by luciérnaga on 0:22 Rating: 5

No hay comentarios

About