Cardenal Pedro Barreto, Homilía (10 de marzo de 2019)

"Conversión ecológica integral"
Llamados a vivir la cuaresma.

Cardenal Pedro Barreto Jimeno, S.J.


“In ocasione della presa di prosesso della Basilica dei SS. Pietro e Paolo di Roma (Eur). Así se titula la invitación oficial enviada por el Párroco, P. Nicola Scarlatino, para la Toma de Posesión de la Basílica de Los Santos Pedro y Pablo en Roma.

Tomó posesión del Título de los Santos Pedro y Pablo en Via Ostiense (Roma). Un título cardenalicio implica ser designado como "titular" de una iglesia en Roma y simboliza la unidad del colegio cardenalicio en torno a la actividad pastoral del Papa.



















El Cardenal Pedro Barreto saludo en italiano “Carísimos fratelos y sorelas" (queridos hermanos y hermanas) y predicó en Español, inmediatamente traducido al italiano por el P. Augusto Zampini.

P. Augusto Zampini, traduce al italiano.
“Hemos iniciado el miércoles pasado (cenizas) el proceso de conversión, una conversión ecológica e integral a una ecología integral a Dios, a nuestra casa.

“Nos preparamos para vivir la pascua de Jesús, es decir, su pasión, muerte y resurrección.”

“Con palabras del Papa Francisco “la cuaresma es un tiempo fuerte para una conversión ecológica integral para cada uno de nosotros y toda la comunidad eclesial. Necesitamos rejuvenecer el rostro de la iglesia. Para ello recordemos… lo que hemos vivido en el pasado, con nuestros errores y aciertos, con nuestras alegrías y tristezas, con nuestras angustias y esperanzas. Vivamos con pasión el presente de la iglesia, santa por nuestro Señor Jesucristo y pecadora por cada una de nosotros, pero especialmente este tiempo litúrgico nos invita a mirar con esperanza el futuro que no es nuestro sino De Dios, Señor de nuestra vida, Señor de nuestra historia.”

En este día de la toma de posesión cardenalicia de la Basílica de San Pedro y San Pablo en la Vía Ostiense, celebramos el primer domingo de Cuaresma, salimos al encuentro con Jesús que nos espera con los brazos abiertos para caminar juntos y continuar su misión evangelizadora en el mundo de hoy”.

“En la primera lectura, el Deuteronomio afirma que `los egipcios nos maltrataron, nos oprimieron y nos impusieron una dura esclavitud’, esta afirmación inhumana y cruel es actual. Los poderosos del mundo oprimen y maltratan al pueblo de Dios, el 80% de riqueza del mundo está en manos del 20 % de la humanidad. Los pobres, los migrantes socio-ambientales, los indígenas despojados de sus tierras con sus aguas contaminadas experimentan los efectos devastadores del cambio climático causado por la irresponsabilidad debida a la explotación irracional de los recursos naturales. Es esta la dura esclavitud de la mayoría de la comunidad, especialmente de los pobres”

“Ante esta realidad el Deuteronomio nos indica que el pueblo asume la actitud creyente y que desde su dolor nos enseña a poner nuestra confianza en el Señor, entonces clamamos al Señor, Dios de nuestros padres y el Señor escuchó nuestra voz, miró nuestra opresión, nuestro trabajo y nuestra angustia. Nuestro Dios no es ciego, ni sordo, ni mudo ante el grito de la tierra y el amor de los pobres”

“Además, nos indica que el Señor nos sacó de Egipto con mano fuerte y brazo extendido. Es Dios el que nos libera de toda opresión, de todo pecado si lo invocamos de corazón con sinceridad y decisión. Es Dios que acude, no se queda pasivo ante los injusticias y sufrimientos de cada uno de nosotros que somos su pueblo, su familia. Dios nos pide que nosotros confiemos en él y que todos nos unamos en un abrazo común, que incluya a Dios, a los hermanos y hermanas, y a toda la creación como lo enseñó Francisco de Asís”.

“Es Dios, continua el Deuteronomio, que nos dio esta tierra, una tierra que mana leche y miel, para que la cuidemos y protejamos, por eso, dice el texto, ‘trajo las primicias de los frutos de la tierra’, eso es lo que  hemos todos en el momento de la ofrenda”

“En el salmo (90) hemos repetido ‘el Señor está conmigo en el momento de la prueba’. Si sufrimos, sufrimos con él porque nos amó primero, y quizo ofrecer su vida para que cada uno de nosotros tengamos vida y vida en abundancia”

También comentó la segunda lectura. “El apóstol Pablo nos indica que todo el que invoque al Señor se salvará, nosotros ponemos toda nuestra confianza en el Señor”.
“Aunque nos rodeen signos de la maldad y del pecado en la iglesia y en el mundo no podemos perder el tiempo en discusiones estériles, tampoco perder el entusiasmo la alegría del evangelio ante las adversidades".


Las comunidades religiosas peruanas


Las tentaciones de hoy.

“En el evangelio de hoy, se nos presenta a Cristo tentado, puesto a prueba en el desierto, a pesar de su hambre que es la de millones de hermanos que sufren y mueren por falta de alimento, a pesar de la generosidad de la tierra, él se mantuvo firme en sus convicciones, cumplir la voluntad del Padre por amor a nosotros como El Salvador de la humanidad. Se alimentaba de la Palabra de Dios para resistir la tentación del desánimo, la división, la envidia y el enfrentamiento; experimentó la soledad y el abandono de un mundo sordo y mundo al sufrimiento del Cristo de hoy.”

“Jesús y nosotros con él, experimentamos la tentación de la sed del poder que seduce para servirse de los demás, y muchos caemos de diversas formas en esta tentación de concentrar el poder no para servir al bien común sino para provecho propio o de su grupo. Jesús, que siendo rico se hace pobre, sufre la tentación de la riqueza que se almacena para tener más y experimentar la insaciable actitud de querer más”.

“Por último la tentación de ser reconocido por los demás, de ser importante, de llamar la atención a cualquier precio. Jesús afirma, y nosotros con él: ‘está mandado, no tentarás al Señor tu Dios’. Por eso San Pablo nos dice: ‘nada ni nadie nos puede separar del amor de Cristo Jesús, mi Señor’, seamos fuertes y audaces para vivir el proceso de la cuaresma, a la que nos invita Jesus a pedir la gracia de esta conversión ecológica, así promoveremos la vida y la fraternidad cultivando y protegiendo  responsables de nuestra madre tierra, don de Dios para todos”

“Deseo concluir con las palabras del apóstol Pedro cuando escucha de Jesús: ’ustedes quieren dejarme’. Nosotros con él le decimos ahora: Señor a quién vamos a acudir, tú tienes palabra de vida eterna”.

“Dios los bendiga a cada uno de ustedes, laicos, religiosos, religiosas, sacerdotes diocesanos, en la persona de Jesucristo, el Señor de los Milagros. por la especial intercesión de la Virgen María, y de Los Santos apóstoles Pedro y Pablo, y de los primeros beatos mártires del Perú, Miguel y Zbigniew” (franciscanos, Poloña) ( mártires Alessandro Dordi, Miguel Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski. Los tres presbíteros fueron asesinados en 1991 por el grupo terrorista marxista Sendero Luminoso. Beatificados el 5 de diciembre de 2015 en Chimbote).

“Yo rezaré por ustedes, oremos por el papa Francisco y si tienen un pequeño espacio oren también por mí y por la Arquidiócesis de Huancayo”. Amén.

10 de marzo 2019, alle ore 10.30
Piazzale del Santi Pietro e Paolo, 8

00144 Roma



Foto tomada en junio de 2018. Después de la primera misa en la Basílica de Los Santos Pedro y Pablo.


















































Puede ver el video completo en: https://www.facebook.com/1433106160123614/posts/1744011522366408?sfns=mo
Cardenal Pedro Barreto, Homilía (10 de marzo de 2019) Cardenal Pedro Barreto, Homilía (10 de marzo de 2019) Reviewed by luciérnaga on 18:26 Rating: 5

No hay comentarios

About