El Fariseo y el Publicano


“No soy como los demás”
fresco, por Charles Varade & Jean Sari.

Homilía XXX Domingo del tiempo ordinario
Año litúrgico 2018 - 2019 - (Ciclo C)

Tú crees que Dios te castiga o te premia. ¿Te salvas o eres salvado?

Hola, tú conocerás a hombres con una fama de buenos y a otros realmente buenos. Unos, están convencidos de su bondad y otros, no están seguros. Algunos hombres, por todo lado se presentan como los inventores de la moral y la ética; y otros, su misma vida es un mensaje de trabajo, bondad, amor.

Esta complejidad de los que se proclaman buenos y los que buscan serlo se ha podido identificar durante el sínodo amazónico. Varias de las críticas al Papa Francisco, y al Sínodo Amazónico, se suelen poner en el nivel de quienes se consideran los guardianes de la pura doctrina, los maduros en la fe, los profundamente conocedores de la verdad. ¿Por dónde soplará el Espíritu Santo? Sigue el estilo: “No soy como aquel o aquellos”

 
Escultura de madera de mujer embarazada

El acto que concretó la presencia de personas que buscan “la pureza” del cristianismo, del “No soy como aquel o aquellos” la protagonizaron las personas que robaron las estatuas indígenas y las arrojaron al río Tíber, el ato ha sido criticado pero muy alagado por algunos medios católicos.

Los que robaron las estatuas no fue por tráfico de arte o porque necesitaban algunas monedas, su gran motivación es considerar la expresión de los amazónicos como idolatría en la iglesia de Santa Maria in Traspontina.

Es claro que las esculturas (5) de madera representan a una mujer desnuda embarazada, significa la madre tierra, la fertilidad, la vida.

A continuación, te transcribo algunos de los comentarios:

En los videos califican al acto como heroico. “Los llaman ídolos a las estatuas. Los ritos son contrarios a la fe. Donde Jesucristo se hacia presente en el pan y el vino ponen imágenes. Dan la espalda al tabernáculo. Una cosa es la cultura y otra es la religión. ¿Por qué les debemos permitir hacer esos rituales? Esos indígenas tienen permiso de la iglesia y del vaticano. Si usted es católico entiende, si es turista no entiende. Nuestro Dios es un Dios celoso. Esto es una ofensa para nosotros. El Papa tiene la responsabilidad, debería ponerles un detente, hay confusión… Nuestro Señor ha sido atacado en su casa”

En los “episodios” piden que “oración por el Santo Padre para que no siga equivocado”. “El pago a la tierra no tienen elementos cristianos”. “sus cantos no son cristianos”. “La mujer embarazada, el lodo, las danzas, los textiles, la madre tierra es sólo la virgencita”. “Los indígenas hacen un rito panteísta”. “Si pides a un budista que se ponga un rosario dirá que no, pero el católico se pone cualquier cosa, comenzando por el Papa (refiriéndose al collar)”. “No es lo que la iglesia hizo por 2000 años”. “Es hora de cristianizar a los indígenas”

Los comentarios pueden ser producto del Dios que uno cree, cómo vivimos y consideramos a los demás. ¿Dios está lejos de la cultura? ¿Dios es discriminatorio? ¿Dios ama a los buenos y odia a los malos? Cada quien saque su conclusión, y verá si regresaría a su casa salvado o sólo dejó su excelente currículo para que Dios le premie. 

Si nos despojáramos de lo históricamente pagano, de pronto tendríamos que caminar desnudos, despojados.

Hay católicos que se consideran católicos y no son católicos.


Homilía y reflexión

A los nuevos iconoclastas, que han pasado del odio a través de las redes sociales a la acción, podría serles útil releer lo que dijo uno de los nuevos santos canonizados hace unos días, el cardenal John Henry Newman. En su Ensayo sobre el desarrollo de la doctrina cristiana, publicado en 1878, sobre la adopción por la Iglesia de elementos paganos, Newman escribió: “El uso de templos y de los dedicados a santos particulares, y a veces decorados con ramas de árboles, incienso, lámparas y velas; las ofrendas ex voto en caso de curación de enfermedades; el agua bendita, el asilo; las fiestas y los tiempos litúrgicos, el uso de calendarios, las procesiones, las bendiciones en los campos, los ornamentos sacerdotales, la tonsura, el anillo utilizado en el matrimonio, el dirigirse hacia el oriente, y en una fecha posterior también las imágenes, tal vez incluso el canto eclesiástico y el Kyrie Eleison: todos son de origen pagano, y han sido santificados por su adopción en la Iglesia”.

https://www.vaticannews.va/es/vaticano/news/2019-10/estatuillas-sinodo-amazonia-newman.html

Lectura del santo evangelio según San Lucas 18, 9-14

En aquel tiempo, dijo Jesús esta parábola por algunos que, teniéndose por justos, se sentían seguros de sí mismos, y despreciaban a los demás:
–Dos hombres subieron al templo a orar. Uno era un fariseo; el otro, un publicano. El fariseo, erguido, oraba así en su interior: ¡Oh Dios!, te doy gracias, porque no soy como los demás: ladrones, injustos, adúlteros; ni como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todo lo que tengo.
El publicano, en cambio, se quedó atrás y no se atrevía ni a levantar los ojos al cielo; sólo se golpeaba el pecho, diciendo: ¡Oh Dios!, ten compasión de este pecador.
Os digo que éste bajó a su casa justificado y aquel no. Porque todo el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido


Fuentes:
https://www.youtube.com/watch?v=5v_DoXMsmsM
http://conoceamayvivetufe.com/2019/10/06/episodio-84-ritual-indigena-en-el-vaticano-sinodo-pan-amazonico-programa-conoce-ama-y-vive-tu-fe/
 https://www.religiondigital.org/vaticano/Ultracatolicos-Tiber-indigenas-Sinodo-Amazonia-religion-simbolos_0_2169683037.html
  
El Fariseo y el Publicano El Fariseo y el Publicano Reviewed by luciérnaga on 16:32 Rating: 5

No hay comentarios

About