Día del periodista




Espiritualidad del periodista
Estimados compañeros de la Asociación Nacional de Periodistas (ANP), a todos los directivos de la Escuela de Periodismo Jaime Bausate y Meza. Hoy rendimos homenaje a don Francisco Antonio Cabellos y Meza, quien con el seudónimo de Jaime Bausate y Meza editó el 1 de octubre de 1790 el Diario de Lima, primer cotidiano de América Latina que diera génesis a la institucionalización del Día del Periodista.

Ustedes reciben merecidos homenajes en este día. Por mi parte les propongo reflexionar sobre la dimensión espiritual del periodista teniendo en cuenta al gran comunicador Jesucristo, esa Gran Noticia que fue expresada en labios del Arcángel Gabriel ante los pastores, gente sencilla, un menudo detalle.

1. Ser y hacer: Es Dios y actúa.
Aunque muchos sufren el pesimismo existencial del modelo de periodista, la noble labor está en nuestras venas que palpita al escribir una nota, presentar la fotografía, preparar un audiovisual. El ser periodista es una vocación profunda de amor por la verdad. Por ello cada producción lleva nuestra impronta, está teñida de nuestra intensión sutil. Con pena, a veces nuestro interior se rasga ante los dilemas éticos presentados en el ejercicio. Porque cada información está influenciada por quiénes somos, eh allí la gran responsabilidad, la necesidad de la honestidad, la cabeza fría para la imparcialidad, la prudencia para la objetividad.
Algunos elementos básicos de la actitud de Jesús en la comunicación:
Ser atentos, estar a la escucha. Jesús ensalza la fe de la Cananea y el clamor de todo pecador (Mt 15, 21-28), Jn 9,31 1Jn 5,14).
Amar el silencio. Se aparta al monte y pasa la noche en oración (Lc 6,12; Mt 14,23), varias veces al amanecer ( Mc 1,35; 6,46), le gusta estar solo (Jn 6,15) porque el silencio es la fuente de la comunicación auténtica.
Jesús tiene una misión específica y la conoce y practica (Lc 4, 16-21; Mt 13,53): “El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor.”
Es decir, no parezca extraño que tenga credibilidad en la gente y le sigan muchos (Cfr. Mt. 4,25; 8,1 Jn 1,41; 4,28, etc) no porque crea cortinas ni burbujas para entretener, sino porque expresa lo que piensa y hace lo que dice, analiza la realidad. Su coherencia es su mejor imagen, él mismo es imagen y mensaje del mismo Dios.

2. Su palabra es sencilla y provocan cambios:
Sus palabras son sencillas y sostienen un diálogo, su mensaje es una gran novedad en los escenarios de su tiempo. Su palabra es profética, el profeta habla en nombre del mismo Dios, es una revelación no por sus músculos ni por sus opiniones escandalosas sino porque anuncia el amor misericordioso y revolucionó nuestra historia con el primer mandamiento: el amor. Su perspectiva no es la mera crítica ni negociar su palabra, sino la construcción de una sociedad en los sólidos cimientos de la justicia y de la paz.
Sus palabras crean un conflicto pedagógico ante sus detractores (fariseos y letrados) y en los poderosos políticos. Les pone en evidencia su falsedad: "¡Ay de ustedes, maestros de  la  ley  y  fariseos  hipócritas...!"  (Mateo  23,13-33). La Samaritana intenta engañarle pero su mentira se disuelve con una pregunta: “ve  a  llamar  a  tu  esposo  y  vuelve  acá..." (Juan  4,16); Pedro quiere dirigir la marcha a sus ambiciones materialistas y Jesús es firme: “¡Aléjate  de  mí  Satanás.  .  .!"  (Marcos  8,33). Herodes le respeta por sus palabras y a la vez le repugna porque no puede callarle ni tapar su libertina sexualidad con su cuñada, ante su ataque Jesús responde: "¡Vayan  y  díganle  a  ese  zorro…!"  (Lucas  13,32).
Estas personas después de un encuentro o diálogo con Jesús ven la vida de otra manera. Sus palabras han generado cambios en la vida misma, con Zaqueo Jesús se auto invita (Lc 19, 1-10), la mujer adúltera es salvada de ser lapidada a pedradas (Jn. 8,1-11), en Mateo no mira un cobrador de impuestos sino un corazón dócil (Mt 9,9), en Lázaro y sus hermanas Martha y María ve grandes amigos y discípulos. Es decir, las personas se sienten dignas de Dios, por ejemplo, el samaritano, el levita, el saduceo, Nicodemo, María Magdalena, hasta el buen ladrón y nosotros.

3. Sondea el corazón en la cultura de la imagen.

La imagen es evocadora no subliminal. Utiliza imágenes conocidas para expresar lo desconocido, sus parábolas abrazan una realidad social y religiosa en referencia a los intereses profundos del ser humano. Por ejemplo en la parábola del hijo pródigo (Lc 15) el Padre misericordioso recibe al hijo arrepentido pero el hijo mayor, bueno y obediente no tiene la capacidad de amar y perdonar a su hermano; en la parábola del samaritano critica el culto, la dureza de corazón ante la desgracia de los demás, algo así como “chapa tu caído y ayúdale a levantarse”.
La imágenes como: “pescadores de hombres”, “como ovejas en medio de lobos”, “lobos vestidos de ovejas”, “que un camello pases por el ojo de una aguja”, “vinos nuevos en odres nuevo”, “remar mar adentro”, “que tu mano izquierda ignore lo que hace tu derecha”…
Desnuda el corazón y aclara el horizonte con sus frases antagónicas: “quien quiere ganar la vida la pierde”, “no he venido a ser servido sino a servir”, “ama a tus enemigos”, “vende todo lo que tienes y sígueme”, “si te abofetean en una mejilla ofréceles la otra”,  “deja que los muertos entierren a sus muertos”, “el que se ensalce será humillado”, “no he venido por los justos sino por los pecadores”, etc.
No sólo las parábolas, las noticias antagónicas, sino también los diálogos cortos, inquietantes, clarificadores:
-          "¿Quién  dice  la  gente  que  es  el  Hijo  del  hombre?  ...  ¿Y  ustedes  quién  dicen  que  soy?"  (Mateo  16,13-16). 
-          Los fariseos buscan causales para acusarle: le preguntan si es lícito pagar impuestos y él responde “¿de  quién  son  esta  imagen  y  esta  inscripción? - Del  cesar,  contestaron. Denle,  pues  al  cesar  lo  que  es  del  cesar,  y  a  Dios  lo  que  es  de  Dios” (Marcos  12,16-17).
-          Jesús le respondió: Si he hablado mal, da testimonio de lo que he hablado mal; pero si hablé bien, ¿por qué me pegas? (Jn 18,23).
-          Cuando ya comienza el proceso que lo llevaría a su Pasión y Muerte, Jesús, interrogado por Pilatos, “¿Eres el Rey de los Judíos?”, no lo niega, pero precisa: “Pero mi Reino no es de aquí, no es de este mundo” (Jn. 18, 36).
Finalmente, tenemos este gran modelo para ser lo que decimos ser y hacer según nuestro ser, que las palabras produzcan el efecto especial del cambio positivo en la existencia y que esta cultura de la imagen no nos cree figuritas coleccionables sino imágenes profundas, significativas, convincentes, seguras, evocadoras, analíticas,… esas que se expresen como el arcángel Gabriel.
Se les presentó el Ángel del Señor, y la gloria del Señor los envolvió en su luz; y se llenaron de temor. El Ángel les dijo: "No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo; os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor; y esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre". (Lc, 2-12).
Muchas felicidades a todos los periodistas en su día. Jesús les siga inspirando y fortaleciendo la fe en esta vocación loable, sacrificada  y fundamental en la ejemplaridad pública y participación ciudadana. Gracias por permitirme decirles algunas palabras, como socio honorario cuenten con mis oraciones.




Día del periodista Día del periodista Reviewed by luciérnaga on 11:29 Rating: 5

No hay comentarios

About