No es por falta de dinero, el hambre es porque hay quienes esconden el pan, lo encarecen, lo concecionan, lo quitan al pobre


Domingo XVII del tiempo ordinario – Ciclo B (Juan 6, 1-15) 29 de julio de 2012

“(...) mucha gente lo seguía porque habían visto las señales milagrosas”


¿Esperabas un milagro? ¿Muchos le seguimos?

Ya habría querido Ollanta Humala, Presidente del Perú, que en su Mensaje a la nación por Fiestas Patrias se realice el milagro de la multiplicación de los panes y quedemos saciados. Aunque la lectura larga de programas sociales se le secaba la boca, su mensaje ha sido criticado como “flojo”, “tibio”, “lleno de generalidades”…

Con estos datos, “En las zonas rurales donde 6 de cada 10 peruanos son pobres, y 1 de cada 4, pasa hambre” se decora una aparente opción por los pobres y “los pobres sin opciones” seguiremos contentándonos con caramelos.

¿Se abre la esperanza para los cajamarquinos y los Huancavelicanos, zonas de gran inversión extranjera pero sumidos en la pobreza (según INEI)? La respuesta estará restregada en nuestra cara con la gestión del nuevo gabinete, por cierto no da tantas esperanzas.

Se puede leer un discurso lleno de cifras pero sin estadística, un aparente cambio de gabinete, pero si no se tiene buena voluntad o en el camino hay fuerzas contrarias, será muy difícil.

¿Cómo solucionar la pobreza cuando se le encarece, se le esconde, se le vende a extranjeros y se le quita el pan de las manos a los pobres? Solucionar la pobreza, la inseguridad ciudadana, la corrupción y todos los problemas que nos afectan no se logra por medio de un milagro ni con dinero, el camino es trabajar por el bien común, compartir lo que se tiene en beneficio de todos. Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la meta de la esperanza en la vocación a la que habéis sido convocados”(Ef 4, 1-6).

Otra actitud que es el cáncer de todo político es el exagerado amor a sí mismo. Buenas intenciones no les faltan: “CUNA MÁS”, “BECA 18”, “PENSION 65”, “TRABAJA PERU”, “JOVENES A LA OBRA”, “SAMU”, “JUNTOS” y “FONCODES”, “QALI WARMA”,… Ojalá no vivamos el programa “los hice cholitos” con el 60% de ingenuos.

Cuando las papas queman, la conveniencia, la comodidad, … se desarrollan muchos pretextos. Felipe, apóstol, le responde a Jesús: “Doscientos denarios de pan no bastan para que a cada uno le toque un pedazo”, pero Jesús le muestra con hechos concretos que el problema del hambre no es por el poco dinero ni por la gran cantidad de gente, el gran problema es el egoísmo, la corrupción espiritual que despoja de la solidaridad. San Pablo remarca la unidad, “esforzaos en mantener la unidad del Espíritu, con el vínculo de la paz.

¿Mucha gente lo seguira? ¿seguiremos esperando milagros?
No es por falta de dinero, el hambre es porque hay quienes esconden el pan, lo encarecen, lo concecionan, lo quitan al pobre No es por falta de dinero, el hambre es porque hay quienes esconden el pan, lo encarecen, lo concecionan, lo quitan al pobre Reviewed by luciérnaga on 17:30 Rating: 5

No hay comentarios

About