Señor de la Misericordia

La imagen del Señor de la Misericordia

De Jarcrespillo - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=45468245

Según la historia, Santa Faustina explica en su diario el significado de la imagen.
La imagen más conocida es la tercera versión.
1ª versión: Sor Faustina explicó al pintor Eugenio Kazimirowski. La pintura fue terminada en 1934 pero no tenía la expresión que sor Faustina había pedido.
2º versión: fue pintada por el artista Estanislao Batowski a solicitud de la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia (1942). Pero la imagen estaba en una capilla quemada durante la insurrección de Varsovia.
3º versión: El pintor Adolfo Hyla sobreviviente de la guerra quería agradecer a Dios y se ofreció a pintar dicho cuadro. Le dieron una estampa y las indicaciones de Santa Faustina. El cuadro se presentó en 1943 junto al P. Andrasz, quien fuera confesor de Faustina. el mismo pintor repintaría el lienzo en 1954, la pradera y el matorral de fondo los transformo en un fondo oscuro y le pintó un piso en los pies.


Homilía y Reflexión
Explicación del cuadro del Señor de la Misericordia
Es realizada por Santa Faustina en su diario considerado como una revelación de Jesucristo
Túnica blanca y las manos de Jesús
 “Al anochecer, estando en mi celda, vi al Señor Jesús vestido con una túnica blanca. Tenía una mano levantada para bendecir y con la otra tocaba la túnica sobre el pecho. De la abertura de la túnica en el pecho, salían dos grandes rayos: uno rojo y otro pálido”.
"Jesús en ti confío"
“Después de un momento, Jesús me dijo: Pinta una imagen según el modelo que ves, y firma: ‘Jesús, en ti confío’. Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y [luego] en el mundo entero”.
“Prometo que el alma que venera esta imagen no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos y, sobre todo, a la hora de la muerte. Yo mismo la defenderé como mi gloria”.
Dos rayos
“Los dos rayos significan la Sangre y el Agua. El rayo pálido simboliza el Agua que justifica a las almas. El rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas”.
“Ambos rayos brotaron de las entrañas más profundas de mi misericordia cuando mi Corazón agonizante fue abierto en la cruz por la lanza. Estos rayos protegen a las almas de la indignación de mi Padre. Bienaventurado quien viva a la sombra de ellos, porque no le alcanzará la justa mano de Dios”.

Santa Faustina lloró al ver la imagen
Santa Faustina contaba todo esto a su confesor, el actual Beato P. Miguel Sopocko, quien designó al pintor Eugenio Kazimirowski para que realizara la imagen según las indicaciones de la santa.
“Una vez, cuando estaba en [el taller] de aquel pintor que pintaba esa imagen, vi que no era tan bella como es Jesús. Me afligí mucho por eso, sin embargo lo oculté profundamente en mi corazón”
“Fui a la capilla y lloré muchísimo. ¿Quién te pintará tan bello como Tú eres? Como respuesta oí estas palabras: ‘No en la belleza del color, ni en la del pincel, está la grandeza de esta imagen, sino en Mi gracia’”.

Coronilla a la Divina Misericordia
Homilía y Reflexión


ORACIÓN DE LA MISERICORDIA DIVINA

¡Oh Dios de gran misericordia!, bondad infinita, desde el abismo de su abatimiento, toda la humanidad implora hoy Tu misericordia, Tu compasión, ¡Oh Dios!; y clama con la potente voz de la desdicha.

¡Dios de Benevolencia, no desoigas la oración de este exilio terrenal! ¡Oh señor!, Bondad que escapa nuestra comprensión, que conoces nuestra miseria a fondo y sabes que con nuestras fuerzas no podemos elevarnos a Ti, Te lo imploramos: Adelante con Tu gracia y continúa aumentando Tu misericordia en nosotros, para que podamos, fielmente, cumplir Tu santa voluntad, a lo largo de nuestra vida y a la hora de la muerte. Que la omnipotencia de tu misericordia nos escude de las flechas que arrojan los enemigos de nuestra salvación, para que con confianza, como hijos Tuyos, aguardemos la última venida (día que Tú solo sabes). Y esperamos obtener lo que Jesús nos prometió a pesar de nuestra mezquindad.

Porque Jesús es nuestra esperanza: Através de su Corazón misericordioso, como en el Reino de los Cielos.

ORACIÓN

Oh Dios, cuya Misericordia es infinita y cuyos tesoros de compasión no tienen límites, míranos con Tu favor y aumenta Tu Misericordia dentro de nosotros, para que en nuestras grandes ansiedades no desesperemos, sino que siempre, con gran confianza, nos conformemos con Tu Santa Voluntad, la cual es idéntica con Tu Misericordia, por Nuestro Señor Jesucristo, Rey de Misericordia, quien con Vos y el Espíritu Santo manifiesta Misericordia hacia nosotros por siempre. Amén.

__________

JACULATORIA

El Salvador ordenó a Sor María Faustina que escribiera, y la rezara con frecuencia, esta pequeña jaculatoria:

"Oh Sangre y Agua, que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, yo confío en vos".


__________

ORACIONES BREVES
PARA REZAR A LAS TRES DE LA TARDE

1

Expiraste, Jesús, pero Tu muerte hizo brotar un manantial de vida para las almas y el océano de Tu misericordia inundó todo el mundo. Oh, Fuente de Vida, insondable misericordia divina, anega el mundo entero derramando sobre nosotros hasta Tu última gota de sangre. (IV, 59).

2

Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús, manantial de misericordia para nosotros, en Ti confío. (1, 35).




1. El origen de esta devoción es muy reciente y se debe a Sor María Faustina Kowalska. Elena Kowalska, nació en Glogowice en 1905, cerca de Cracovia, en Polonia. Unas pocas semanas antes de su vigésimo cumpleaños, entro a la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de Misericordia con el nombre María Faustina. A partir de 1931 y hasta 1938, año de su muerte, sor Faustina, tuvo una serie de revelaciones de Jesús la cuales dejó por escrito en un diario compuesto por más de 600 páginas. Durante casi veinte años esta devoción estuvo prohibida, pero desde el 15 de abril de 1978 la Santa Sede dio su autorización a la práctica de la devoción. Fue beatificada el 18 de abril de 1993 por S. S. Juan Pablo II y proclamada santa el 30 de abril de 2000. La fiesta de la misericordia se celebra el domingo siguiente al de Pascua de Resurección.



La encíclica sobre la misericordia divina ("Dives in misericorida", 30 de septiembre de 1980) subraya como función principal de la Iglesia proclamarla, practicarla y pedirla. El 22 de septiembre de 1981 el Papa Juan Pablo II dijo en el Santuario del Amor Misericordioso, sito en Collevalenza (Italia): "Desde el principio de mi Pontificado he considerado este mensaje como mi cometido especial. La Providencia me lo ha asignado".


Regina Coeli. El Papa: La misericordia es la única respuesta del cristiano

La misericordia cristiana fue el centro de la reflexión del Papa Francisco a la hora del Regina Coeli del segundo domingo de Pascua, Fiesta de la Divina Misericordia, instituida hace 20 años por San Juan Pablo II. En Iglesia del Espíritu Santo en Sassia, transformada en santuario de la misericordia, donde además celebró la Santa Misa, Francisco llamó a las naciones a la afrontar la crisis con solidaridad.

“Que la misericordia cristiana también inspire la justa comunión entre las naciones y sus instituciones, para afrontar la presente crisis de manera solidaria”: fue el deseo expresado por el Papa Francisco a la hora del Regina Coeli en el segundo domingo de Pascua, Fiesta de la Divina Misericordia, desde la Iglesia del Espíritu Santo en Sassia, donde por la mañana también celebró la Santa Misa.
“En este segundo domingo de Pascua, ha sido significativo celebrar la Eucaristía aquí, en la Iglesia del Espíritu Santo en Sassia, que San Juan Pablo II quiso como Santuario de la Divina Misericordia” afirmó el Santo Padre iniciando su reflexión.

Com-pasión hacia quien es más vulnerable

El Papa indica a continuación cual debe ser la actitud del cristiano en los momentos de dificultad, como el que está atravesando actualmente la humanidad entera en medio de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia, y dice:
“La respuesta de los cristianos en las tempestades de la vida y de la historia sólo puede ser la misericordia: el amor compasivo entre nosotros y hacia todos, especialmente hacia quien sufre, lucha más, es abandonado... no pietismo, no asistencialismo, sino la com-pasión, que viene del corazón.”

La misericordia viene de Cristo

“La misericordia divina viene del Corazón de Cristo Resucitado”, afirma el Obispo de Roma y precisa que esta misericordia “brota de la herida siempre abierta de su pecho, abierta por nosotros, que siempre tenemos necesidad de perdón y de consuelo”.

La esperanza de ser resucitados con Cristo

Francisco no olvida “a los hermanos y hermanas de las Iglesias Orientales que hoy celebran la Fiesta de la Pascua” y retomando palabras del Evangelio de Lucas los invita a proclamar juntos: "¡Es verdad, el Señor ha resucitado!". Y añade:

“Especialmente en este tiempo de prueba, ¡sintamos qué gran don es la esperanza que nace del ser resucitados con Cristo!”
Concluyendo, el Pontífice comparte su alegría con “las comunidades católicas orientales que, por razones ecuménicas, celebran la Pascua junto con las ortodoxas”, expresando el deseo de que esta fraternidad sea de consuelo allí donde los cristianos son una pequeña minoría.
Finalmente, la invitación a rezar con alegría pascual a la Virgen María, “Madre de la Misericordia”.
Homilía y Reflexión

Señor de la Misericordia Señor de la Misericordia Reviewed by luciérnaga on 5:52 Rating: 5

No hay comentarios

About