TO XXXIV, A: Solemnidad de Jesucristo Rey del universo

 “... Cada vez que lo hicieron o no lo hicieron…”

Christ the King, a detail from the Ghent Altarpiece by Jan van EyckSt Bavo's Cathedral, Ghent.

Solemnidad de Jesucristo Rey del universo – Ciclo A (Mateo 25, 31-46) – 22 de noviembre de 2020

Estábamos viendo un vídeo de testimonios de niños víctimas de la guerra. La violencia de países extractivistas no tiene límites para saquear las riquezas de los países más pobres. Sin justicia y sin paz.

 

En la calle un grupo pedía la protección de los animales porque sus pieles terminan siendo “carteras mata galán”. Las derechas y las izquierdas mueven industrias y políticas.

 

Me sorprendió ver una protesta porque no les instalaban luz solar y algunos días no tenían fluido eléctrico. Y, entonces recordé lo costoso de la energía eléctrica de mi país y de otros países de América Latina y África. Todavía quedan muchos centros poblados sin energía eléctrica y por tanto sin maquinaria de producción.

 

Los gobiernos con frecuencia ablandan los impuestos a las grandes empresas y las cargan en los recibos de los pobres. Sí, es escandaloso porque, los más pobres subsidian los servicios de los más ricos, hasta es más caro protestar por dos centavos multiplicados por millones de pobres. Está legalizado pero injusto. Lo mismo sucede con el agua potable, el gas, la señal telefónica, la educación, la salud, … etc.

 

¿Será el negocio de los políticos, de los de la derecha y también de los de la izquierda?

¿Y acaso no lo saben los economistas, los ingenieros, los periodistas, los médicos, etc? Sí, lo saben. Entonces, ¿no buscan la verdad, la justicia, el bien común? 

 

Algunos sí. Pero como tú y yo, cada día nos enfrentamos a las injusticias, incluso en los lugares más éticos y sagrados. El mal, nos invade, lo justificamos, lo argumentamos. Las malas prácticas terminan siendo un escape del “saber hacer”. Por ello, la corrupción puede tener ropaje hipócrita de filantropía, de sagrado, de divino.

 

Si hoy Jesús tiene rostro de: hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, presidiario,… de anciano clamando por un balón de gas, de trata de personas, de violencia infantil, etc. “En verdad les digo que cada vez que lo hicieron (o no lo hicieron) con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicieron (o no lo hicieron) ”.

 

Es decir, tú puedes reinar, tienes la posibilidad de hacer algo por los que más lo necesitan. Pero no lo hagas sólo por un sentido solidario, una filantropía. Hazlo porque es un encargo del mismo Jesús, si le sigues, qué esperas; la misión y acción son tan evidentes y urgentes. En el lenguaje del evangelista Mateo, ¿O somos de las ovejas o de las cabras? (con la disculpa de las cabras). Así es "benditos de mi Padre" ¡Vivir la justicia y la Paz!



Lectura del santo evangelio según san Mateo 25, 31-46

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria y serán reunidas ante él todas las naciones.
Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras.
Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda. Entonces dirá el rey a los de su derecha:
“Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme”.
Entonces los justos le contestarán:
“Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?”.
Y el rey les dirá:
“En verdad os digo que cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis”.
Entonces dirá a los de su izquierda:
“Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis”. Entonces también estos contestarán:
“Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?”.
Él les replicará:
“En verdad os digo: lo que no hicisteis con uno de estos, los más pequeños, tampoco lo hicisteis conmigo”.
Y estos irán al castigo eterno y los justos a la vida eterna».


Para profundizar

- Homilía y explicación bíblica

- Explicación bíblica

- Explicación de pintura

TO XXXIV, A: Solemnidad de Jesucristo Rey del universo TO XXXIV, A: Solemnidad de Jesucristo Rey del universo Reviewed by luciérnaga on 17:36 Rating: 5

No hay comentarios

About