T.O XVI, B: “ Se puso a enseñarles con calma ”

'No eres pastor si primero no eres oveja'

 




XVI Domingo del tiempo ordinario

Año litúrgico 2020 - 2021 - (Ciclo B)


 

Un pastor exitoso replantea su agenda, personaliza sus actividades y tiene alianzas para cuidarse de los ladrones.

 

La temperatura del éxito

Sube la fiebre del éxito, y nos alucinamos salvando al mundo -a los otros - cuando necesitamos salvar el nuestro. Aquella verborrea nos envuelve en una burbuja de emoción. De seguro necesitamos refrescarnos con humildad. No hay exitosos solos, son construidos junto a los otros. Un sacerdote presentaba sus estadísticas de bautizados, pero nunca presentaba de los que llegan a la confirmación y menos al matrimonio. Ese ámbito sólo Dios sabe.

 

¿Te imaginas a un ‘pastor’ lanzando estadísticas de convertidos para mostrar la eficacia de sus oraciones? Así como necesita de uno o varios ingenuos que le crean debería necesitar preguntarse ¿Quién salva, sana? Una vuelta por el barrio y seguro descubre las auténticas necesidades de su pueblo y muchos temas para encerrarse a orar.

 

Retroalimentar la agenda

En el argot religioso se dice: “pídele a quien ande ocupado” porque algunos andan ocupados en no hacer nada y tampoco querrán hacer nada por ti. Es como cuando los padres saben que tienen hijos que abren la boca sólo para pedir dinero, ven a la mamá que llega tarde al trabajo por servirles el desayuno y no tienen iniciativa ni de lavar las tazas.

 

Retroalimentar no está en aquello que haces o no, sino en el sentido de lo más importante para el tiempo: comer juntos, conversar los temas de la vida, ‘perder el tiempo con el hermano’, poner tus limitaciones (y las del hermano) en las manos de Dios y agradecerle por tus capacidades y las de los otros.

 

Cuando te pesan los pies y tiene ‘rota’ la espalda quizá alguien va perdiendo el camino y no puede alzar sus ojos al cielo.

 

Personalizar experiencias

Hay gente que va haciendo bien su trabajo, y merece un tiempo, tener sosiego, replantear sus agobios, alimentarse material y espiritualmente. No puede evitar analizar su contexto, me imagino el miedo de los discípulos de Jesús al saber que decapitaron a Juan el Bautista por casi lo mismo que están haciendo. 

 

Son privilegiados de tener al pastor, al guía. Son pastores que no dejan de ser ovejas, tratados como amigos, con caridad.

 

Y la agenda se replantea, el retiro espiritual es frustrado, la huida fracasa, ‘los pastores’ siguen siendo ovejas, van aprender. Si no hacen este giro serán pastores sin ovejas. Sin la capacidad de compadecerse pedirán que las ovejas les sigan, pero nunca sabrán su color, sus enfermedades, sus sufrimientos. Estos pastores tienen el reto de personalizar sus ovejas, conocerse mutuamente la voz, y ese milagro sólo lo genera el amor.

 

En conclusión, Jesús personaliza la caridad por sus discípulos y la compasión por los sufrientes. Se acerca con paciencia, con ojos atentos. Su misión no es contarlos, sino cuidarlos.

 

Sin guía y sin pan

La desesperación, la sed, el hambre, … te llevan a hacer cosas espectaculares. Mejor dicho, los mil metros planos son superados y llegan a tierra más rápido que una barca. En realidad, los pobres no parecen perdidos, tienen la capacidad de reconocer al Pan, a la medicina de sus enfermedades.

 

Una muchedumbre sedienta del privilegio del discípulo: beber de la fuente de la sabiduría. Corren veloces sedientos de una Palabra, luego necesitarán el pan y la clave social para solucionar el hambre, combatir el egoísmo y sentarse a la mesa grande con el mismo Jesús.

 

Palabra del Papa Francisco:

Jesús siempre ha estado cerca de su pueblo, ha caminado con su pueblo; ha sido muy tierno, como una madre: él mismo lo dice a través de los profetas. Y también Jesús, Dios y hombre, hace real y concreta esta cercanía del Padre, y también esta ternura. [...] Hoy podríamos rezar en la misa por nuestros pastores para que el Señor les conceda esta gracia de caminar con la gente, de estar presentes ante el pueblo con tanta ternura, con tanta cercanía. Y cuando el pueblo encuentra a su pastor, siente esa cosa especial que sólo ellos sienten en la presencia de Dios. La maravilla de sentir la cercanía y la ternura de Dios en el pastor. MEDITACIÓN MAÑANA EN LA CAPILLA DEL DOMUS SANCTAE MARTHAE 30 de enero de 2018

 

 

Lectura del santo Evangelio según San Marcos 6, 30-34

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo:
«Venid vosotros a solas a un lugar desierto a descansar un poco».

Porque eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer.

Se fueron en barca a solas a un lugar desierto.

Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y se compadeció de ella, porque andaban como ovejas que no tienen pastor; y se puso a enseñarles muchas cosas.

Foto de Jesús predicando

T.O XVI, B: “ Se puso a enseñarles con calma ” T.O XVI, B: “ Se puso a enseñarles con calma ” Reviewed by luciérnaga on 0:38 Rating: 5

No hay comentarios

About